Entre mis miles de post almacenados en mi cuenta de Google Reader, he descubierto este video.

Ha conseguido algo dificil, hacerme llorar de risa y de pena al mismo tiempo.