Y hoy, con un cierto retraso, traigo este video.

Con toda la desvergüenza posible, Felip Puig el consejero de interior de la comunidad catalana, envió a un numeroso grupo de mossos disfrazados de antidisturbios a la Plaza de Cataluña en Barcelona. Su excusa, la de limpiar la plaza con vistas a la celebración del campeonato del FC Barcelona, quedó rápidamente ahogada con los gritos de los manifestantes en las primeras cargas policiales.

 

Los acampados se enfrentaron a la policía como debe hacerse, sin violencia y con calma. No sirvió de mucho, las cargas policiales, los golpes y las detenciones fueron indiscriminadas.

Este es un video editado mostrando los mejores momentos de los perros de presa enviados por el Conseller.

 

 

Esperemos que sirva de algo la denuncia que desde la acampada de Sol han impuesto contra este animal, y al menos, sea expulsado de sus cargos públicos.