Si, las disculpas son siempre bien recibidas, pero hay que tener un poco de cuidado con lo que queremos oír.

En estos días no paro de oír alabanzas hacia Nick Cleg por haberse disculpado públicamente  por unas promesas incumplidas. Y eso está bien.

Pero…( siempre hay un pero ).. el bueno de Nick se disculpa por haber hecho una promesa de dificil cumplimiento, no por romper una promesa. No por haber ayudado a miles de universitarios a abandonar prematuramente sus estudios. Que majete es Nick, que habla español y se disculpa. Casi como el rey Campechano I.

 

Lo mismo.