Cosas que pasan

Not another WordPress site

Breves, café

Momentos raros

Estaba tan tranquilo en una soleada terraza, disfrutando de mi recién adquirido número uno de Ozimandias ( before Watchmen ), cuando se ha acercado un numeroso grupo de turistas alemanas.
En un perfecto inglés, me han pedido las sillas sobrantes de mi mesa, a lo que contesté afirmativamente ( oxímoron alert) en mi correcto dominio de la lengua sajona.
Cual no sería mi sorpresa cuando vi que se sentaban a mi mesa entre chascarrillos y sonrisas. La soleada terraza estaba a rebosar, y mi mesa infrautilizada.
Tras las oportunas excusas y presentaciones, compartimos una divertida charla sobre la vida, el universo y todo lo demás. 42.
Ha sido un rato divertido, y sin duda, raro.
Por estas cosas me gusta esta ciudad.

Antes de que me envidieis, os diré que la más joven debía tener cerca de 60 años.

Comments are Closed

Theme by Anders Norén