Not another WordPress site

Politicos de todo a cien, Prensa

Calidad de vida

Yo siempre he tenido dos formas de medir la calidad de un lugar, bien sea un país, una ciudad o lo que sea.
Una es por la manera en que tratan a los animales ( Dinamarca, tu antes molabas). En este apartado, países como España y las corridas de toros, toros embolados, lanceados, cabras lanzadas desde campanarios y demás salvajadas, nunca ha salido bien parada.
Como ejemplo de ciudad, Madrid es bien conocida a raíz del empeño que han puesto los últimos alcaldes en exterminar los gatos callejeros, poniendolos incluso por delante de las ratas que asolan barrios periféricos.
La otra vara de medir es la libertad de prensa. De nuevo en España salimos mal parados. A la tradicional censura sobre la familia real y sus numerosos líos de faldas y abortos clandestinos, debemos sumar las no-noticias sobre los grandes bancos y almacenes.
Ahora, añadimos a la lista que el gobierno decide quién y como dirigirá los periódicos más grandes e influyentes del país.
Si hace pocos días consiguió eliminar a Pyei Ramírez por abusar al hablar de los sobres y sus negros contenidos, hoy almorzamos con que un amigo íntimo del fascista ministro de justicia ( LOL, ha dicho justicia) será el director de El País. No creo que ese periódico necesitase el cambio, si contamos la cantidad increíblemente alta de felaciones por minuto que hacían al presidente.
Lo dicho, un asco.

PS: no incluyo ningún enlace, hasta que no sepa como queda el tema de la aplicación de la LPI. Aunque aun está en trámite parlamentario, y puede cambiar ( lo dudo), no quiero contribuir a que los hijosdeputa de Cedro, Aede y demás hagan caja conmigo. Si a eso añadimos que planean penas de 6 años de cárcel por notificaciónes no autorizadas, la cosa empieza a estar para poner bombas.
Y si pensáis que el psoe va a cambiar esto, son muy tontos. Sólo tenéis que ver lo que ha hecho en estos últimos 4 años, y se os tendría que quitar la tontería.