El fin de semana pasado, mi costilla me llevó a conocer la isla de Menorca. Ahora se porque es llamada isla de la calma.

calma

Tengo la sospecha de que en caso de apocalipsis zombi, nadie notaria la diferencia.

 

El viaje fue interesante , en lo que me pareció un viejo pesquero uzbeco  reconvertido en ferry de pasajeros, con grandes medidas de seguridad añadidas.

 

Seguridad

 

Durante todo el viaje tuvimos a la vista la sierra de tramuntana y apenas a 30 minutos del atraque divisamos Menorca. Es una isla que no levanta un palmo sobre el agua.

Tras visitar el casco antiguo de Ciudadela nos subimos a un autobús, con dirección Mahón.

La imagen que tenía en mente, no se vio reflejada en absoluto con la realidad. Lo que uno puede esperar de mas de un siglo de ocupación británica, es algo similar a Gibraltar, pero lo que vi me recordaba a una aldea astur. Lo cierto es que el idioma mas escuchado es el ingles, en contraposición a Mallorca, donde se escucha mayoritariamente alemán.

Comparemos. A la derecha, Mahon. Izquierda, Gibraltrar.

Mahon

Gibraltar

 

 

 

 

 

 

 

 

Gibraltar

Mahon

 

 

 

 

 

 

 

 

La parte buena, es que esta todo lleno de gatos. grandes gatos. cariñosos gatos. Visto el tamaño, creo que Uhura es de raza menorquina, si es que eso existe.

Eso si, esta lleno de caballos. Por todas partes. De hecho, en el patio de nuestro hotel-museo teníamos una yegua. Al parecer pertenecen a una raza propia, y basan su economía en ellos.

yeguaMerece la pena reseñar el hotel donde nos alojamos. La que fue la residencia oficial del Almirante Collingwood. Largamente conocido por iniciar ( medio por accidente, medio por suerte ) la batalla de Trafalgar.

 

musehotelmusehotel

 

 

 

 

 

 

 

Puedo afirmar sin temor a equivocarme, que si buscas un lugar tranquilo y relajante, o te gustan los caballos, sin duda tu lugar es Menorca.

Bajo esas condiciones, es un lugar maravilloso.